Ya puedes escuchar

Aquí Radio (por una radio lúdica y subversiva)

, búscanos en http://aquiradio.blogspot.com

¿Qué tantos son dos siglos?

domingo, 9 de septiembre de 2007

Manuel Martínez Peláez

Manuel Martínez Peláez, a un año

Hoy 9 de octubre, hace un año, murió Manuel Martínez Peláez, un verdadero héroe del rock mexicano. Coleccionista, promotor y espléndidamente generoso amigo, desde la UNAM primero, su maravillosa página "Después de Avándaro... El Hoyo Negro del Rock Mexicano" y a través de los múltiples amigos que hizo en el fantástico mundo del internet, donde es ampliamente conocido.

Su colección es, sin lugar a dudas, una de las más impresionantes del rock mexicano, rescata muchos pasajes oscuros y francamente en el olvido de la historia de nuestro rock. Ese trabajo laborioso, cotidiano y, por supuesto, amoroso, debe ser reconocido constantemente y ser punto de referencia y ejemplo para ir forjando las colecciones necesarias para el mejor entendimiento de nuestra época.

Nunca serán suficientes los recuerdos que le tengamos a Manuel y, conmemorando su memoria transmitiremos una parte de su colección de rock mexicano de los años setenta (la cual fue sistemáticamente rechazada en los medios radiofónicos de la época) el próximo domingo 14 de 16:00 a 18:00 horas, como siempre acá, en Radio Educación (1060AM, www.radioeducacion.edu.mx)

7 comentarios:

  1. Hola rodrigo, solo para preguntarte, de donde sacaste la foto de manuel?? la tienes en original imresa o digital? es que estoy haciendo una investigacion sobre rock mexicano y me gustaria conseguirla.
    Por favor informame a través de este medio, yo checo seguido tu pagina
    gracias

    ResponderEliminar
  2. Me parece que para solicitar cualquier información lo menos que podemos hacer es presentarnos y no pasar por anónimos ¿no te parece?

    Rodrigo de Oyarzabal

    ResponderEliminar
  3. Hola: excelente blog...y por cierto, ojalá des la fuente de la foto de Manuel, que es mía (yo soy el que está a su lado, esa foto es del 30 de septiembre de 2006, 9 dias antes de fallecer). Saludos afectuosos y lástima que no vivo en el DF pues me perdí lo de Trolebus. Saludos una vez mas: Gustavo Zamora

    ResponderEliminar
  4. Ah, se me olvidaba: Espero te gusten mis páginas web sobre el rock de los sesenta en México, que tengo en la red (y de donde supongo, sacaste esa foto del gran Manuelito): http://rockenmexico.tripod.com, http://rockenmexico2.tripod.com, http://locosdelritmo.tripod.com, http://teentops.tripod.com, http://loshooligans1.tripod.com, http://losnovels.tripod.com, http://diegodecossio.tripod.com, http://losjetsdenogales.tripod.com,http://ledamoreno.tripod.com o http://estroncio90.tripod.com
    Por último: No tomes a mal mi comentario anterior, solo era mi aportación a esa pregunta que te hicieron sobre de quien es esa foto. Yo hago lo que hacía con Manuel: compartir material...

    ResponderEliminar
  5. Hola, Me honra compartir con Ustedes que fui novia de Manuel durante un año y fracción, a finales de los años 60s(su hermana Hilda era mi compañera de escuela) . Manuel, era en aquel entonces un joven firme y fiel a sus principios, amante del rock,de los Beatles (sargento pimienta), de los Rolling Stones, etc. Con su cabello largo largo, hasta la media espalda, muy atractivo. En una ocasión nos gritaron en la calle 'adiós a las dos'. Al día siguiente, me corté el cabello. A la semana, él se lo cortó hasta la oreja. Su madre me agradeció lo que ella consideró mi 'buena estrategia'. Nada más alejado de la realidad, creo que Manuel en verdad me amaba, por eso se hizo solidario al saber que había sacrificado mi largo cabello para evitar que nos molestaran en la calle. Viví y compartí con él sus primeras ilusiones y sus más altos ideales. En qué fallé? En nada, simplemente quise que fuera un católico mediocre como a mí me habían educado. Un día domingo me acompañó a misa, por amor (por darme el avionazo), ese día fue el último que él desperdició viajando desde Tlalnepantla hasta la colonia Nápoles donde yo vivía. ¿Creen que no me quería? Yo estoy segura de que sí, me amaba, me visitaba desde tan lejano lugar hasta mi humilde depto., llevaba siempre sus discos de los Beatles, de los Rolling Stones. Me llevaba a fiestas de sus amigos en Tlalne, iba a mis fiestecitas de la Nápoles. Un día, me dijo que me amaba pero que éramos: agua y aceite. Nunca lo entendí, pero siempre lo amé. No hubo sexo, no hubo amor vulgar, ni todo lo que el vox populi consideraría un noviazgo de adolescentes, común y corriente. Nada más alejado de la realidad. Manuel fue mi primer amor y me siento Orgullosa de haber compartido 18 meses de mi vida con él. Me contaba de sus luchas en la UNAM, yo niña idealista de escuela católica, no comprendía nada, pero cómo lo admiraba, cómo me encantaba con sus charlas, con sus ideas radicales, auténticas, tan ajenas a mi estúpida vida de niña mochila. Si tan solo hubiera comprendido sus más altos ideales, otra historia hubiera sido nuestra vida. Descanse en Paz mi queridísimo Manuel Martínez Peláez.
    Mis condolencias a su familia tan querida y tan estimada. Dondequiera que estés, mi querida hermana Hilda, un abrazo muy muy cariñoso de Angelina Villavicencio. angie.villavicencio@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. Ojalá se pudiera hacer un especial musical en honor de Manuel...hace ya tres años de su partida física mas no moral....me ha encantado leer las lineas anteriores a esta entrada. La verdad, era todo un tipazo. Saludos afectuosos: Gustavo

    ResponderEliminar
  7. Que tal Rodrigo.

    Soy Hugo Galván, me gustaría saber si es que tienes conocimiento de quién tiene el certificado de la SEGOB que Manuel Martínez colocó en "Después de Avándaro..." sobre la inexistencia de vídeos de Avándaro.

    Estoy preparando algo sobre el festival y sería muy bueno tomarle fotos a ese documento, o en caso de que no se pueda acceder al papel, quizá tú sepas dónde se puede conseguir una imagen escaneada de calidad.

    De antemano gracias, saludos.

    ResponderEliminar